Pesca del pejerrey, pescar pejerrey pescado pejerrei, pez pejerrey
Pejerey en las lagunas, pejerrey en el río, pejerey en el mar....

 

El PEJERREY, ES EL MAS BUSCADO

Es el pez que entusiasma a más pescadores deportivos en la Argentina, mencionaremos dos razones principales; la primera: es una pesca fina donde el que más lo conoce más lo pesca y para ello existe una gran variedad de carnadas y accesorios. La segunda razón, es el delicado sabor de su carne. (En París ordenar un filet en un restaurante significa desembolsar no menos de 30 dólares).

Denominados también como "flecha de plata", estos peces que cuando son jovenes se alimentan casi exclusivamente de plancton (formado por plantas y animales diminutos) y al desarrollarse comienzan a consumir pequeños moluscos y peces; si bien son ágiles cazadores, son también bastante desconfiados al momento de comer.

En nuestro país tenemos la suerte de encontrarlo en el mar, lagunas, diques, embalses, en el Río de la Plata, Río Uruguay, y en El Guazú. Lo que demuestra la adaptabilidad de la especie a ámbitos tan diferentes .También son numerosos los elementos naturales que lo afectan en cada lugar, por ejemplo el viento, la temperatura, la presión atmosférica, la oxigenación del agua, la salinidad, la profundidades, etc. Pero si usted no es un experto nos se asuste, no tendrá que tomar nota de todo; para eso están los informes de pique y consejos de los diferentes medios.

Se presenta en varias especies, conocidas como: el Corno, el Panzón, el Escardón.... y sus portes varían desde el Cornalito de 20 grs. hasta el Gran Paraná de 2.50 Kg. Las formas de pescarlo son, embarcado: anclado o gareteando, y de costa: en playas o escolleras, muelles ciegos o de aguas pasantes. La temporada comienza a principio del Otoño cuando las temperaturas de las aguas bajan.


PEJERREY, EN LAS LAGUNAS:

Es el lugar preferido por la mayoría de los pescadores, entre otras razones por la accesibilidad a las mismas. Para no fracasar en la salida aconsejamos primero hablar con la gente del lugar, averiguar como se está dando el pique, que carnada está tomando y todo dato que nos sea de interés, podemos decir que estamos buscando "el pique fuera del agua". Luego, ya si podremos buscarlos en las partes más profundas, limpiones en medio de los juncos o gambarrusa, desbordes de la laguna, o donde muere el viento (ya que allí se encuentra el agua más oxigenada).

La carnada casi infalible es la mojarra, que adquirimos viva en su bolsa con oxígeno, pero tendremos que tener en cuenta su medida, ya que en muchas lagunas el Pejerrey es de boca chica (por ejemplo en la del Rincón del Carpincho) y en otras por el contrario si la mojarra no es grande no tendremos peces de porte (por ejemplo en Salada Grande). Otras carnadas pueden ser: Camarón, Tosqueros, Isocas, Morenitas y filet de Dentudo (sin escamas, con muy poca carne, cortado en tiritas y pinchado una sola vez por un extremo). Cada pescador cuenta con sus recetas de mojarras saladas, con aromas, filet salado pintado de verde, amarillo o rojo con colorantes de repostería, etc, etc...

La Línea que se utiliza habitualmente cuenta con tres boyas y un puntero con un anzuelo (que es el que más pesca, según nuestra opinión). Por supuesto que no podemos generalizar, ya que por ejemplo en Lobos casi siempre la pesca se encuentra a 20 cm del fondo por lo que utilizaremos brazoladas de 1.20 m a 1.40 mts, en consecuencia las boyas serán solo dos.

La profundidad de las brazoladas variarán de acuerdo a la transparencia del agua (a más trasparencia menos profundidad), la oxigenación (las aguas movidas están más oxigenadas, y se pesca más, y a menor profundidad) y temperatura ( a mayor temperatura es menor la actividad de estos peces por lo que se mantienen más cerca del fondo). Todo esto influye para buscar a que nivel el Pejerrey está comiendo.

Los modelos y colores de boyas son muy importantes, nos deben marcar bien el pique y permitir una adecuada lectura de lo que está pasando con la carnada. El modelo elegido tiene que trabajar de manera que copie la ola (que no cabecee) para que la carnada tenga un movimiento más natural. Las formas de las boyas están pensadas en la necesidad de cada momento en la pesca, si tiene que tomar el viento, será más grande y deberá contar con mayor flotabilidad (material balsa con 80% de flotabilidad).

Si necesitamos que se mantenga semisumergida, porque el Pejerrey está remiso a tomar carnada, existen punteros pesados que no le producen resistencia al pique, son de Stirpool y permiten regular su flotabilidad agregando o quitando material del mismo. Otra línea muy utilizada por los que no quieren tener problemas de enredo, es el Paternoster, que permite variar la profundidad moviendo un nudito corredizo.


PEJERREY, EN EL RÍO

La pesca embarcada del Pejerrey en el Río de la Plata es una de las más satisfactoria deportivamente hablando. Por un lado tenemos más lugares para buscarlos como ser veriles, canales, bancos, pozones, etc. dentro de una superficie que es tan amplia que nos da la posibilidad de movernos a gusto. Y la otra razón de peso es que estos peces son muy vigorosos ya que provienen de mar abierto, acostumbrados a nadar contra corrientes muy fuertes, lo que le otorga una fuerza asombrosa que demuestran al ser clavados.

Si se trata de una pieza de buen porte podremos ver como el agua parece explotar y ofrecen corridas de 20 mts. Los primeros en arribar generalmente, son los "gran Paraná", no son fáciles de localizar ya que no mantienen un mismo recorrido todos los años, pero es más sencillo al final de temporada cuando emprenden el regreso, porque hay más pescadores recorriendo el Río en busca de los más grandes. Después llegan masivamente los de 20 cm a 40 cm que se acarduman remontando el Gauzú y el Uruguay principalmente.

La pesca en el Río se realiza casi exclusivamente gareteando (con la embarcación en movimiento) siguiendo a la corriente o al viento. Para lograr que las brazoladas naveguen a la profundidad elegida y no rápidamente quedando a flor de agua, se suele utilizar un ancla de capa, un muerto o ancla, que al arrastrarse en el fondo permite dar la velocidad justa para la pesca.

Otra diferencia con respecto a las lagunas (un ámbito cerrado) es la ceba, casi indispensable para mantener en la zona los peces que van de paso, cada pescador tiene sus "secretos" y son preparadas de diferentes maneras, con peces triturados, con alimento balanceado para gatos, etc,etc. La experiencia nos indica que hay dos muy efectivas 1) arrojar con cuchara de madera aceite de fritura con caballa (de lata) triturada, y 2) un bidón con canillita (que produce goteo) con aceite de fritura y aceite de pescado que se adquiere en las casas de pesca. Si Ud. no tiene la posibilidad de practicar este tipo de pesca no dude en contratar a los guías que lo ayudarán en estos menesteres.

El largo de las brazoladas no superarán nunca los 38 cm, el pique casi siempre se da entre los 10 y 30 cm.

Las líneas son de 3 boyas y un puntero con anzuelo. Los colores de las boyas cobran importancia en virtud que pueden atraer a los Pejerreyes o por el contrario asustarlos, no se puede aconsejar un color determinado porque va variando inclusive dentro del mismo día, debido al efecto del ángulo de la luz solar. También podremos elegir las que nos sea más cómoda para visualizar.

El naylon del reel no será mayor a 0.28 mm, preferiblemente con flotalínea (para que no se sumerja y mejorar el efecto del clavado). Es muy recomendable los multifilamentos porque: flotan, tiene más resistencia, poseen diámetros más finos 0.10, no se estira lo que permite pescar más lejos y la clavada mantendrá la misma fuerza que le imprimimos a la caña.

Con respecto a los anzuelos Mustad, Ganakatsu y Eagle Glaw, cuentan con muy buenas series. El tamaño dependerá de los portes que se presenten durante el día de pesca.

Las carnadas principales son la mojarra, mojarra salada, filet de dentudo, morenita, gusanitos, lombriz, mojarra o filet coloreado o con aromas (de anís, o aceite de hígado de bacalao), etc.

La pesca embarcada en el Guazú es muy similar a la del Río de la Plata.Pero desde los muelles es muy activa ya que el cornalito, juncalero, mediano y grande, se pescan caminando. Estos muelles se encuentran en forma paralela al agua, por lo que debemos lanzar desde una punta y caminar acompañando la línea que es llevada por la corriente. Los elementos a utilizar dependen de la especie y sus medias, por lo que se puede hacer uso desde líneas de 5 anzuelos y boyas de 8 mm , hasta de 3 boyas grandes con mucha flotabilidad.


PEJERREY, EN EL MAR:

Pescar el Pejerrey en la Costa Atlantica, significa enfrentarse al viento, las corrientes y rompientes, pero siempre podemos encontrar un lugar adecuado.

Cuando están dadas las condiciones lo podemos hacer con línea de 3 boyas o de fondo con brazoladas de 60 cm.

Un elemento que generalmente da resultados, es el rulero cebador, se lo coloca sobre la plomada y posee dos tapitas que lo permiten llenar con anchoa, caballa, camarones u otro pescado que sirva para encarnar.

Otra modalidad muy deportiva es la pesca "al vuelo", se practica en lugares de profundidad (por ejemplo embarcado o en escollera) y consiste en una línea de fondo con plomo liviano y brazoladas de 1 mt, que lanzaremos y recogeremos ni bien toque el agua. Se debe encarnar con un filet largo y pinchado una sola vez en la punta, que imitará a un pez nadando. La sensación del pique es muy fuerte ya que se lo toma en plena actitud de ataque.

 


» http://www.sobrepesca.com.ar/index/pejerrey/pejerrey.htm


Datos del Autor
Escribir al Autor
Agregar Comentario
Rankear este Aviso
Estadísticas

» P J


Tecnologia Rie.cl V2010