Objeto de observación Binocular, binoculares, el binocular, características.
Prismas y coatings, medidas, aumentos, campo visual, foco cercano....


BINOCULARES

Características

Caractéristicas generales

Un buen par de binoculares es ideal tanto para los que se inician como para los mas experimentados. Proporcionan un gran campo visual, siendo excelentes para realizar espectaculares recorridos por las zonas mas pobladas de estrellas, los cúmulos y la Vía Láctea. También son muy útiles para la observación de estrellas variables, y algunas observaciones lunares y planetarias.

Un binocular es un sistema óptico refractor, dotado de un objetivo, prismas y un sistema ocular para cada ojo. Cada objetivo refracta (desvía) la luz hacia el foco del binocular, pasando primero por una serie de prismas que permiten tener diseños compactos al reflejar la luz en diferentes direcciones controladas y así ganar distancia entre el objetivo y los oculares (de otra forma se tendrían binoculares muy largos, mas parecidos a telescopios refractores)

En un típico binocular se pueden individualizar varias partes. Los objetivos, de diámetro medido en milímetros, los oculares –incluyendo un ocular de enfoque, generalmente el derecho-, la rueda de enfoque situada en el eje de binocular, y en muchos modelos una rosca universal capaz de adecuarse a un trípode, si se dispone del accesorio adecuado.

Es común también que los oculares traigan incorporados un cobertor de goma, el cual protege a la vista de la posible luz parásita ambiental. En algunos casos, para los observadores que usen lentes, estos cobertores pueden ser quitados para facilitar el enfoque y la observación.


Prismas y coatings

Los dos diseños básicos en prismas son el ROOF y el PORRO. Por este diseño, los binoculares con prismas ROOF son mas livianos y compactos. Los prismas PORRO se dividen en dos modelos, diferenciándose por su calidad: los BK-7 y los BAK-4. Ambos son económicos y eficientes, pero el cristal de alta densidad utilizado en los BAK-4, brinda imágenes nítidas y definidas gracias a que virtualmente elimina toda reflexión interna.

Otra característica que define la calidad de un binocular son los tratamientos ópticos en las lentes de los mismos. Estos recubrimientos (coatings) permiten reducir la perdida de luz y posibles reflejos internos (similar al antireflex), maximizando la transmisión de luz y obteniendo así imágenes nítidas y contrastadas.

Existen cuatro categorías en coatings: coated, fully coated, multicoated Y fully multicoated, ordenadas de menos a mayor calidad (se nombran con sus respectivos nombres en inglés para facilitar su identificación por parte del lector, dado que en la mayoría de los casos estos datos se encuentran en ese idioma). En lo posible no hay que descender de la categoría fully coated.


Medidas

Aumentos

Los aumentos en un binocular están identificados con la primer cifra nombrada en su medida. Por ejemplo, un binocular 10x50 posee 10x (diez por) de ampliación. El tener 10 aumentos quiere decir que podemos observar un objeto (sea terrestre o astronómico) como si este se encontrara a una distancia 10 veces menor. Así, si observamos a la Luna (con una distancia media de 384.000 Km.) con 10x, aparecerá ante nosotros como si la estuviésemos observando a 38.400 Km.

Al incrementarse a cantidad de aumentos se pierde brillo en la imagen, así como también campo visual y distancia de trabajo (eye relief), si es que el diámetro de los objetivos no aumenta también.

Campo Visual (field of view)

El campo visual es el tamaño angular del panorama observado a través de los binoculares. Un campo visual de, por ejemplo, 7º corresponde a 7º de diámetro, tanto en el cielo como en objetos terrestres. En el caso de observar el cielo, puede tomarse como referencia que el eje mayor de la Cruz del Sur (Alfa y Gamma) tiene unos 6º de arco de longitud.


En ocasiones muchos modelos de binoculares poseen como campo visual una medida de distancia (metros, pies, etc.). En este caso se denomina campo visual lineal y esta referido a la distancia lineal real que abarca el campo visual del binocular observando a una distancia de 1000 yardas (914,4 metros).

Por ejemplo, si el binocular posee un campo visual de 7,1º, el campo visual lineal es de unos 373 pies (113,69 metros). Muchas veces solo viene indicado el campo visual lineal. En astronomía es de mayor utilidad conocer el campo visual angular, para calcularlo puede utilizarse la siguiente fórmula:

C [º] = Arctg (L / 914m)

Donde C es el campo visual en grados, L es el campo visual lineal en metros y 914 la constante de campo lineal (1000 yardas o sus equivalentes, en este caso en metros).

Diámetro de los objetivos (apertura)

El diámetro de los objetivos es la segunda cifra nombrada en la medida de un binocular: en uno 10x50, el diámetro de los objetivos es de 50 milímetros. El diámetro de las lentes objetivo determina el poder de captación de luz en un binocular. A mayor diámetro, mas luz utilizable ingresará al binocular (y objetos astronómicos mas débiles podrán ser captados).

Un aumento en el diámetro de los objetivos también incrementa la definición del instrumento (el poder de separar objetos muy juntos). A mayor diámetro, mayores serán los detalles observables en los objetos estudiados.

A la hora de seleccionar binoculares hay que tener en cuenta ciertas cosas. En primer lugar la apertura, que al igual que en los telescopios, determina la cantidad de luz que ingresa. Cuanto mayor sea el tamaño del objetivo mas luz ingresara, pudiendo observar objetos mas débiles.

En segundo lugar la ampliación. A mayor ampliación se reduce el campo visual, por tanto hay que buscar siempre un equilibrio entre la apertura y la ampliación. Los mas utilizados son los 7x50 y los 10x50. En segundo termino están los 8x40 y 7x35. Las medidas varían según el fabricante, se ha tomado como base la serie Enduro de Celestron para confeccionar la siguiente lista de ejemplo.

Cabe recordar que al decir por ejemplo "10x50", el 10 corresponde a la ampliación y el 50 a la apertura en milímetros, y se nombra "diez por cincuenta".

Tamaño - Campo Visual
7x35 - 9.2 grados
8x40 - 8.2 grados
7x50 - 6.8 grados
10x50 - 7.0 grados

La lista superior muestra los cuatro modelos mas populares y económicos a modo dee ejemplo. El campo visual se corresponde al ángulo formado entre cada extremo del campo observado y el ojo del observador. Para observación astronómica se recomienda una buena apertura, junto con un buen campo visual.

Los binoculares mas convenientes en este caso son los 7x50 o 10x50. La diferencia mas notable es que en estos modelos los 7x50 poseen algo menos de campo visual que los 10x50. Para los que deseen observar grandes campos estelares, la Vía Láctea, cúmulos abiertos y objetos no muy pequeños pero débiles pueden inclinarse por los 7x50.

Los que en cambio también quieran observar las lunas de Júpiter, las características lunares a cambio de algo (no mucho) de luminosidad, pueden seleccionar los 10x50. Aún así con estos últimos no se pierde la oportunidad de observar la Vía Láctea y demás. Hay que tomar en cuenta que el campo visual especificado no es totalmente utilizable, dado que al acercarse a los bordes del campo la imagen se distorsiona un poco cada vez. En modelos mas corregidos, este defecto se minimiza.


Pupila de Salida

La pupila de salida es el diámetro en milímetros del haz de luz que sale de cada uno de los oculares del binocular. Cuanto mayor sea la pupila de salida, mayor es la cantidad de luz que sale de los oculares, sumamente importante en la observación nocturna.

Aún así hay que tener en cuenta que el iris humano totalmente dilatado ronda los 6 a 7 milímetros de diámetro (depende también de la edad). De esta forma un binocular con una pupila de salida mayor a ese diámetro máximo esta proyectando luz que no llega hasta el ojo propiamente.

Para calcular la pupila de salida debe dividirse el diámetro del objetivo por los aumentos del binocular. Un binocular 10x50, entonces, posee una pupila de salida de 5 mm (50 mm / 10).


Relieve del Ojo (eye relief)

Este dato esta referido a la distancia en milímetros desde la cual debe colocarse el ojo del ocular la hora de observar cómodamente, medido desde la salida del ocular hasta el ojo del observador. Un relieve del ojo grande es especialmente beneficioso para observadores que utilicen lentes.


Foco Cercano

Es la mínima distancia a la cual puede encontrarse un objeto para que este sea enfocado correctamente. Si el foco cercano se encuentra, por ejemplo, a 5 metros, un objeto a menor distancia no puede ser bien enfocado.


Preparación para la observación

Distancia interpupilar

La distancia interpupilar es la separación entre el centro de cada ojo. Cada binocular debe ser ajustado de tal forma que el centro de cada ocular coincida con el centro de cada ojo. Para esto la mayoría de los modelos pueden ajustarse variando el ángulo que forma cada par de oculares y objetivo a través del eje central del instrumento.

Debe variarse la distancia hasta conseguir una imagen circular clara, y no imágenes dobles de los objetos. La observación debe ser confortable. Esta operación es sencilla y puede realizarse tanto de día como de noche (observando el cielo). Hay que advertir que la medida de la distancia interpupilar varia de persona a persona, así que si se comparte el binocular, casi obligatoriamente debe reajustarse este factor. De todas formas es muy rápido y casi intuitivo.


Ajuste del foco independiente

Antes de comenzar la observación hay una importante operación a realizar. Debe ajustarse el foco independiente del ocular de enfoque. Este generalmente es el derecho y posee la posibilidad de girarlo suavemente para conseguir un enfoque independiente del enfoque central. Esto permitirá obtener imágenes nítidas y bien enfocadas con ambos ojos, de otra forma un ojo captara imágenes enfocadas y el otro no.

Puede realizarse de dos maneras, pero ambas recomendaría hacerlas apuntando al cielo directamente, en preferencia hacia algún grupo estelar (cúmulo abierto, por ejemplo).

La primera consiste en cerrar el ojo derecho y mirando únicamente por el izquierdo conseguir un buen foco con el sistema de enfoque central. Luego, y con cuidado de no variar este ultimo, debe girarse lentamente el ocular derecho, ahora con el ojo derecho abierto y el izquierdo cerrado hasta conseguir una imagen enfocada. Es recomendable repetir el procedimiento hasta asegurarse que no se han introducido errores involuntarios, como variar levemente el enfoque central al ajustar el enfoque del ocular.

Si el procedimiento dio resultado, las imágenes estelares serán puntuales y no se notaran diferencias de enfoque entre ambos ojos. También se da el efecto que hace que cuando conseguimos un buen enfoque, el campo aparece especialmente nítido y bien definido.

El segundo método es similar el primero, pero mas directo. Simplemente apuntando hacia el cielo debe conseguirse con el ojo derecho cerrado y el izquierdo abierto un buen foco. Luego, y con ambos ojo abiertos y sin variar el enfoque central, debe ajustarse el ocular de enfoque lentamente hasta obtener imágenes nítidas y bien enfocadas. Se recomienda nuevamente revisar al enfoque central y retocar cualquier error.

En ambos casos el objeto de referencia (estrellas, planeta, etc.) debe centrarse en el campo del binocular, dado que en muchos casos en el borde del campo se produce una deformación de las imágenes, impidiendo el correcto ajuste.

El ocular de enfoque posee unas pequeñas marcas a modo de escala sin unidades. Cuando se ha conseguido un buen foco, se recomienda hacer una pequeña anotación en lápiz en la escala. De esta forma se puede ahorrar tiempo en caso de variaciones, aunque aún así hay que revisar confirmando que el foco sea el correcto.

Uso del trípode

Muchos modelos de binoculares traen consigo una rosca universal de la utilizada en las cámaras fotográficas, la cual permite montarlos sobre un trípode fotográfico común. Aún así hay un problema: la rosca (exceptuando en modelos grandes de binoculares) esta puesta de forma horizontal (sobre el eje del binocular), y a la hora de colocarlos sobre el trípode (con rosca que apunta hacia arriba), los binoculares quedan boca abajo, con los objetivos mirando hacia el piso.

Para solucionar esto se comercializan (o puede construirse, dado que es muy simple) un adaptador en forma de L que permite fijar el extremo superior del largo mayor de la L en los binoculares, y el otro sobre el trípode. La parte del adaptador que se une a los binoculares trae consigo un tornillo de rosca universal, mientras que la parte se une al trípode trae realizada una rosca universal, para que el tornillo del trípode puede enroscarse en ella.

El colocar los binoculares sobre un trípode se recomienda a la hora de observar objetos específicos (variables, planetas o la Luna por ejemplo) o cuando se realizan observaciones grupales y el objeto no quiere ser perdido del campo visual entre observador y observador. Para observaciones individuales muchas veces es mas cómodo tenerlos en la mano y hacer barridos del cielo.


Otros consejos

Es imprescindible el uso de una correa cómoda que sostenga a los binoculares cuando no los tenemos en las manos, y los proteja de posibles caídas.

A la hora de observar debe evitarse sostenerlos con fuerza innecesaria, dado que esto provoca que la imagen tiemble mas de los usual. Simplemente debe sostenérselos con seguridad, pero sin mayor fuerza de la requerida.

Al finalizar la observación no deben guardarse inmediatamente los binoculares, primero hay que dejarlos destapados para que se estabilicen térmicamente y evitar guardarlos empañados. Deben guardarse con sus tapas puestas y en el estuche provisto por el fabricante, pero sin ningún tipo de bolsa plástica, dado que pueden llegar a atrapar humedad y esta podría dañar a la óptica del instrumento (generando hongos, manchas y demás).


» http://www.astrosurf.com/astronosur/binoculares.htm


Datos del Autor
Escribir al Autor
Agregar Comentario
Rankear este Aviso
Estadísticas

» p j


Tecnologia Rie.cl V2010