El vudú, practica, ritual,Los tres ritos principales del vudu, ritual budú.
Budu, magia vudú, la religión bailada, valor sagrado mágico....

LOS TRES RITOS PRINCIPALES DEL VUDÚ


Si en África no se puede distinguir o catalogar las diversas liturgias que se celebran en Haití, hay que hablar principalmente de tres ritos: RADA, PETRO y ZANDOR, aunque no de manera sustancial pues en su mayoría recuperan las que fueron las manifestaciones de culto más antiguas, más externas o típicas de los diversos grupos étnicos.

RADA

es un termino que recuerda al grupo de los aristócratas LOA africanos, los más cercanos a los orígenes y los más antiguos, efectivamente RADA deriva de ARADA, ciudad del poderoso DANHOME, donde los dioses eran considerados: Custodios y protectores de la estabilidad, no solo del clan familiar sino de todo el país, por lo tanto el rito RADA es sinónimo implícito de prestigio y autoridad, pero también de una especial tolerancia y benevolencia.

Los LOA del rito PETRO en cambio son mas inflexibles y duros, y pueden llegar incluso a la crueldad, el término PETRO deja perplejo a los estudiosos del VUDÚ, hay quien establece conexiones entre este rito y antiguas practicas de África central, otros se remontan al termino AUNTAL DOMPETE, personaje citado por DESCOURTILZ, autor de escritos e investigaciones a principios del siglo pasado, MOREAU de SAINT MEDI.

Este, hablando del VUDÚ de las antillas, menciona a don PEDRE y atribuye a este personaje que vivió en la 2ª mitad del siglo XVIII en Haití, el uso de la mezcla de la pólvora con la tafia o aguardiente de caña, la tafia bebida ritual para las ceremonias especiales mezcladas con la pólvora, generaban en los que la tomaban reacciones temerarias y alteraciones capaces de provocar incluso la muerte, tales efectos justificarían y caracterizarían la naturaleza particularmente violenta del LOA que es honrado con el rito PETRO, si en el rito RADA encontramos los conceptos del respeto de protección y de custodia por lo que se le atribuye una cierta tolerancia, incluso en el castigo de quien se sustrae a sus compromisos, en el rito PETRO en cambio la antigua rabia y la sed de venganza del esclavo, encuentran el elemento desencadenante en el cual se manifiesta toda la agresividad mal reprimida, típica de quien ha sufrido violentos abusos e injustas y humillante, frustraciones o desengaños.

Rito petro

el LOA asume la imagen de un justiciero colérico, cuyo sentido de la justicia puede dar paso a la dura crueldad intransigente y despiadada, puede dar mucho pero el precio que se deberá pagar será muy elevado, los chasquidos del látigo bien conocidos por los esclavos azotando el aire, saludan el inicio de la ceremonia PETRO, les hacen eco las explicaciones de las cargas de pólvora que sobresalen por encima del sombrío y ensordecedor redoble intemporal de los tambores, los cuales martillean con una cadencia arrítmica, creando una atmósfera pesada a la vez.

Una bebida de elevada graduación alcohólica como el ron, el clavin (ron no refinado), a las que se añaden siguiendo un proceso de maceración especias y sustancias picantes como el jengibre constituyen la ofrenda exigida y asociada al sacrificio de animales negros, la ceremonia de BOIS CAIMÁN, que tuvo lugar la vigilia de la revolución que llevó a Haití a la independencia, parece que se desarrolló bajo el rito PETRO, a la vista de la ofrenda del cerdo negro inmolado por el sacrificio de sangre, aunque a los dioses RADA también les gusta ser honrados con ofrendas y regalos de diversos tipos, no son inmunes a las voluptuosa sed de sangre, sin embargo su codicia es más contenida como demostraría el simbolismo de los colores de los animales sacrificados que normalmente son blancos o rojos.

El dios LEGBA, entendido según el rito RADA exige que el sacerdote degüelle un gallo blanco, en cambio LEGBA CARREFOUR o MAITRE CARREFOUR, el señor de las encrucijadas del rito PETRO exige que sean arrojados vivos al fuego dos gallos negros, la viciosa frívola y fascinante ERZULIE FREDA DAHOMEY dispensadora de amor es gratificada con perfumes, tejidos, y alhajas de diversos tipos.

La ERZULIE KALIKA, también venerada en el rito PETRO sensual e insaciablemente habida tiene otras exigencias como demuestra este himno criollo cantado en su honor:

EZILI KALIKAE ELU

ALA LOA KI RED

EZILI U MADÉ KOCHO

M´APE BA U LI

EZILI MADÉ KABRI DÉ PIÉ

KATÉ PUM PRA PU BA LI

ERZULIE KALIKA, OH, LOA severo, ERZULIE tu pides un cerdo y yo te lo daré, ERZULIE quieres un cabrito con dos pies, donde podré encontrarlo para ofrecértelo.

El cabrito con dos pies alude claramente a un sacrificio humano y confirma la fama de devoradores de hombres de que se da a menudo en los LOA PETRO para distinguirlos mejor de los que son venerados, el rito RADA, menos violento, se califica con atributos que se añaden a sus nombres de origen africano, por ejemplo MAPYAN que significa corazón negro, o YÉ ROUGE, es decir ojos rojos, estos calificativos añadidos tienden a reforzar también a nivel de apariencia física, el aspecto que si por una expresa su crueldad e inhumanidad, por otra expone muy bien la idea de la fuerza y de la potencia que bajo el impulso de la maldad puede ser mas eficaz, si los ritos.

PETRO y RADA pueden ser objeto de cierta investigación y pueden compararse por sus diversos aspectos, el rito ZANDOR, es la expresión más secreta del VUDÚ hasta el extremo de que a menudo los estudiosos de esta religión lo consideran una variante de los ritos citados, con la palabra ZANDOR se indica la tradición de LABROUSSE, del campo de las espesuras más aisladas y remotas donde los adeptos susurran las antiguas tradiciones, esta aureola de misterio deja mucho espacio a la fantasía, incluso a las más ardiente ..., se murmura.
Por ejemplo que los ZANDOR conceden facultad particular a los iniciados, los cuales estarían en disposición de volar y trasformarse en animales a su gusto, los fenómenos y prodigios serian innumerables y disparatados según una posición mágica se basarían en un conocimiento superior y particular de las plantas medicinales que los LOA revelaron a sus devotos fieles.

La Religión Bailada

El valor sagrado y mágico de la danza ha tenido siempre un papel de primera línea en la tradición religiosa con la consolidación de la magia, hasta los movimientos del cuerpo humano adquieren por simpatía la facultad de atraer y asumir los poderes y los atributos del animal, del fenómeno meteorológico o de la acción que se imita en el baile, en el ámbito del VUDÚ el baile es un componente esencial, hasta el punto de que se puede hablar de una autentica religión bailada en la que a través del ritmo y del movimiento el hombre intenta entrar en comunión con la naturaleza y expresarse con todo su ser para acoger el soplo del dios que se manifiesta a través de la atributo elegido.

No existe una distinción clara entre danza sagrada y danza profana, puesto que únicamente es una manifestación de los sentimientos, el dolor, el sufrimiento, la plegaria, el amor y la poesía, la belleza o el luto mismo se concentran en el canto y en el baile, como si el alma humana se liberase así de sus sensaciones más intensas.

En el VUDÚ la diferencia entre los diversos tipos de baile solo se debe al distinto temperamento de la divinidad o al tipo de rito, las danzas obscenas, alegres y enérgicas son reservadas a los LOA GUEDÉ, como si se pretendiera visitar la tristeza y el aspecto lúgubre de los señores de la muerte, que al ritmo  de la banda, la danza ritual les recuerdan a los hombres el triunfo del erotismo, alegre y desenfrenado sobre la misma muerte.

En el YAMVALU se evocan los movimientos sinuosos de la serpiente como el DAHOMEY ZÉPAULEF, danzas lánguidas ejecutadas para los LOA RADA, en particular para DAMBALLAH, el dios serpiente, si el dios de los hombres y las cosas son exaltados a través del canto y del baile, el tambor permanece como señor absoluto marcando el tiempo y embriagando con su ritmo ya sea acompasado, triste, vivaz o lúgubre sin más.

En las ceremonias vudúes, los tambores se convierten en objetos sagrados, mejor dicho en espíritus independientes, casi LOA, a los cuales se hacen ofrendas y sacrificios.

En el rito RADA los tambores son 3, y están fabricados con troncos de árbol recubiertos con piel de buey, para los ritos PETRO se usan 2 tambores y la piel empleada para su realización es de cabra, tanto los primeros como los segundos se fabrican con mucho esmero, durante el proceso de fabricación se celebran ritos especiales los cuales dotaran de un alma a este instrumento.


» http://www.thaisyjosef.com/vudu/ritosvudu/ritosvudu.htm


Datos del Autor
Escribir al Autor
Agregar Comentario
Rankear este Aviso
Estadísticas

» P J


Tecnologia Rie.cl V2010