Juego Damas, juego de tablero, las damas juego con fichas características
Orígen e historia, descripción objetivo del juego, reglas como jugar...

DAMAS


Características generales de los juegos tradicionales de damas

Aunque el juego de damas evolucionó de forma distinta en distintos lugares del mundo dando lugar a muchas variantes muy diferenciadas, hay una serie de características comunes que a continuación se explican.


Origen e historia

No está claro el origen del antiquísimo juego de tablero de las damas, si bien existen estudios y publicaciones realizados en España que versan sobre su estrategia y que datan ya del siglo XVI. Este juego tiene infinidad de variantes.


Descripción

Se juega sobre un damero de 8x8, 10x10 o 12x12 según la variante de que se trate. El juego consta de un nº de piezas (peones) por bando también variable (a tableros más grandes, más cantidad de fichas) claras y oscuras, generalmente colocadas en las casillas de un mismo color en las primeras filas de cada lado del tablero (casillas alternas)


Objetivo del juego

La finalidad del juego es la captura de la totalidad de las piezas contrarias o el bloqueo de las mismas, de forma que tocándole(s) jugar no le(s) sea posible realizar movimiento (esto, que se aproximaría a lo que en ajedrez es el ahogo, en las Damas no es tablas, sino pérdida de la partida para el ahogado).

Será tablas si el número de piezas de la posición o la posición misma, hace técnicamente imposible la victoria de uno de los dos bandos, o si por mutuo acuerdo así se decide.

Inicio de partida y movimientos de las piezas

A lo largo de la partida hay dos tipos de piezas bien diferenciadas: peones y damas.

El juego comienza con todos los peones de cada jugador situados sobre el tablero en sus respectivas casillas.

En la gran mayoría de variantes del juego (en todas salvo en las damas turcas) los peones se mueven en diagonal tanto hacia la derecha como hacia la izquierda, siendo los movimientos de los peones siempre en avance de una casilla.

Cuando un peón llegue a la primera fila del bando contrario, se corona, convirtiéndose en dama, la cual se distingue del resto de piezas por la colocación de otro peón del mismo color sobre el que llega a la primera fila.

Salvo en las damas rusas en todas las demás variantes, cuando un peón corona, termina su movimiento, no pudiendo seguir el mismo, en este caso como dama.

Las damas, al igual que los peones, en la gran mayoría de variantes tienen movimiento diagonal, pero tienen una serie de poderes especiales variables según la variante de que se trate, como son la posibilidad de desplazarse tanto hacia adelante como hacia atrás, o, en la mayoría de las variantes también, el que puedan desplazarse un nº de casillas indefinido en sus diagonales. En todo caso son siempre fichas más fuertes que los peones.

Capturas

El peón captura en diagonal en la mayoría de las variantes saltando por encima de la ficha contraria que va a ser capturada, cayendo sobre la casilla inmediatamente detrás de ésta (en el sentido de la captura), y siempre que el que captura esté en una casilla adyacente al capturado, y que la casilla inmediatamente detrás de éste esté libre para que acabe el movimiento. Hay variantes en que la captura se hace tanto hacia adelante como hacia atrás, y otras en las que se hace sólo hacia adelante.

La captura con dama es igual que con peón pero, como en el caso de los movimientos, la dama en cada una de las variantes del juego tiene más poder que los peones.

En todas las variantes la dama puede capturar tanto hacia adelante como hacia atrás y en la mayoría de los casos la ficha a capturar no tiene por qué estar en una casilla adyacente mientras esté en la misma línea y sin piezas entre la dama que realiza la captura y la pieza capturada, y el movimiento tampoco tiene por qué terminar en la casilla inmediatamente detrás de la ficha capturada. Lo que nunca puede hacer la dama es saltar por encima de sus propias piezas, y nunca pueden capturar dos piezas contrarias situadas en casillas adyacentes entre sí.

La captura es obligatoria, es decir, si al llegar el turno de un jugador, una o más de sus piezas estuviera en situación de realizar capturas, será obligatorio mover ésta o una de estas piezas y realizar tal captura, no pudiendo optar por mover una pieza que no esté en situación de realizar captura.

Tanto con dama como con peón, si tras una captura, la pieza en cuestión estuviera en situación de realizar una nuevamente, tal nueva captura se llevará a cabo de forma encadenada, y así sucesivamente mientras se diera tal circunstancia de poder seguir capturando. Su movimiento y su turno terminan cuando ya no hay más piezas para capturar.

En el caso anterior, en todas las variantes del juego (salvo en las damas turcas) las piezas capturadas no serán retiradas del tablero hasta que termine todo el movimiento y no se puede saltar de nuevo por encima de la pieza capturada.

Finales de partida

Todas las variantes tienen alguna norma que limita el nº de movimientos en determinadas circunstancias en los finales de partidas a fin de evitar alargamientos innecesarios de las partidas cuando resulta evidente que la partida no va a poder ser ganada por ninguno de los jugadores y va a resultar entablada. En estos casos generalmente son los propios jugadores los que decretan tablas incluso antes de alcanzar el nº de movimientos máximo permitido en cada caso.

Del mismo modo, si se da tres veces la misma situación de fichas sobre el tablero se considerará la partida entablada.


Reglas

Las damas es un juego de estrategia de dos jugadores en un tablero de 64 cuadros.
La finalidad del juego es capturar o bloquear todas las fichas del oponente. Si ninguno de los jugadores lo consigue, el juego terminará en tablas (empate).

Cada jugador comienza con 12 piezas simples, también conocidas como "peones".

Empezando por las rojas, cada jugador mueve una ficha por turno. Al hablar de "ficha" en estas reglas, nos referiremos a "peones", las damas sencillas que se tienen al empezar el juego, o a "dama", que son en lo que se convierten los peones cuando llegan a la última fila.

Los peones mueven de a un cuadro por vez, siempre en diagonal hacia adelante, esto es, hacia el oponente, ocupando un cuadro vacío.

Si el cuadro al que quiere mover un peón está ocupado por una ficha contraria y el cuadro siguiente en la misma dirección está vacío, nuestro peón puede saltar por encima del peón contrario y colocarse en el cuadro vacío. La ficha del contrario será entonces capturada y eliminada del tablero.

Cuando un peón llega a la última línea, es decir, a la primera línea del oponente, dicho peón se convierte en dama. La ficha se coloca encima de otra anteriormente capturada con una corona para distinguirla de los peones normales. Las damas pueden moverse y capturar del mismo modo que los peones, de a un cuadro por vez, pero también pueden hacerlo hacia atrás.

Como jugar


Para ganar el juego se deben capturar todas las piezas del oponente o al menos inmovilizarlas. Cada color es un jugador y se asignan indistintamente pero quien posea las fichas negras es quien podrá dar comienzo a la jugada. Las fichas simples se movilizar por el tablero diagonalmente y hacia delante. Un casillero por vez, las fichas pueden ser "comidas" pasando sobre la misma al casillero vecino siempre que este vacío. Cuando exista la posibilidad de comer una pieza es obligatorio hacerlo.

Una ficha se transforma en dama cuando logra la primera fila del oponente y siendo dama mueve de a un casillero por vez pero con la opción de hacerlo hacia delante o hacia atrás según se desee.


» http://www.juegate.com/games/mp/damas/reglas.html


Datos del Autor
Escribir al Autor
Agregar Comentario
Rankear este Aviso
Estadísticas

» P J


Tecnologia Rie.cl V2010