Decoración habitación decoración infantil decorar la habitación de los niños.
Iluminación, consejos, utilizar telas de algodón muebles, el color ...

DECORACION INFANTIL

Habitación 

   


Adriana Delgado Decoradora Profesional

Si existe un rubro dentro de la decoración donde la imaginación y las posibilidades son infinitas es cuando decidimos decorar el cuarto de los niños. Para los niños el dormitorio no es sólo un lugar para dormir, sino en el que pasan una gran parte de su tiempo, por eso, debemos esforzarnos en crearles un ambiente práctico y agradable pero que al mismo tiempo sea funcional y se adapte a sus actividades.

Como primera medida haremos un reparto de los muebles que más nos gusten o con los que contamos teniendo en cuenta la amplitud del lugar y la edad del niño. Si no fuese posible con los muebles stándard, éstos pueden modificarse o incluso a veces es importante contar con la posibilidad de hacer alguno a medida.

Luego nos ocuparemos de decorar las paredes y ventanas, con ello podemos transformar completamente el ambiente de la habitación, sin necesidad en muchos casos de cambiar los muebles.

Es muy importante que sean luminosos, alegres, de fácil limpieza y que se empleen materiales aptos para los más chicos.
Siempre es conveniente conocer el carácter del niño, descubrir sus gustos y ayudarle a desarrollar su personalidad, ya que cada edad plantea necesidades diferentes. Por ejemplo cuando son bebés la
cuna es su mundo, por eso debe ser cómoda y segura.

Es fundamental que tenga protecciones, esté bien diseñada, para que impidan caídas y que al bebé le resulte imposible meter la cabeza entre los barrotes. Existen diferentes estilos y modelos: de hierro, maderas macizas, laqueadas, patinadas, que se adaptan según los gustos.

También el práctico moisés que nos permitirá transportar el bebé a cualquier lugar de la casa.
Es importante disponer de un mueble cambiador y de un asiento confortable para darle la mamadera o dormirlo, si son más grandes los puffs o almohadones de diferentes tamaños y texturas no sólo cumplen con su función, sin que también decoran el ambiente haciendo juego con el acolchado y/o la cortina. 
   
  
  
ILUMINACIÓN 
   
Los artefactos de iluminación deben estar bien amurados y los enchufes protegidos con tapas.
Conviene dividir la habitación en distintas zonas funcionales. El espacio de trabajo o zona de lectura se delimita con dicroicas, veladores o spots. El sitio para dormir, con luz general difusa que proviene de un aplique o lámpara de pared; para los bebés conviene colocar un “dimer”, sistema que regula la intensidad de la luz y evita que se despierten de golpe.


CONSEJOS  
    
Utilizar telas de algodón para sábanas, acolchados y cortinas. Un género simple, resistente y lavable.
• Optar por alfombras de nylon: se limpian con facilidad, otorgan calidez y amortiguan caídas.
• Los papeles y pinturas lavables que resisten dibujos con lápices y fibras.

• Optar por muebles que se adapten a las diferentes etapas: cunas que se transforman en camas, cambiador en escritorio, etc.
• Para guardar los juguetes: cajones con rueditas que se esconden debajo de la cama, baúles de mimbre o madera, bolsas de red de colores, cajas de cartón, etc.

• Cuando duermen en una misma habitación más de un niño, tratar de que cada uno tenga un mínimo lugar que lo identifique.
• Si las dimensiones del cuarto son reducidas, usar camas amuradas en la pared a diferentes alturas a más de 80 cm. del piso, dejando abajo espacio libre para el juego. Otra opción es armar una tarima de madera: arriba se coloca el escritorio y abajo se esconde un sommier con ruedas que sirve a la vez como cama o sofá y durante el día se oculta debajo de la plataforma, ganando así espacio y amplitud.


   
EL COLOR 
   
Sabemos de la importancia del color en todos los ámbitos de la decoración, en este caso el color impulsa y genera a la vez el espacio propicio para dejar librar la imaginación y crear un mundo propio y único en el que nuestros niños reflejen en él las distintas etapas del crecimiento y desarrollen su personalidad, por supuesto sin olvidarnos de la parte lúdica.

Y como de jugar se trata, los adultos podemos transformar con sólo algunos toques una simple habitación en un espacio que los motive, contenga y a la vez que los identifique.

Por ejemplo un mueble blanco y sobrio puede transformarse en un complemento divertido para la habitación: con una plantilla de esténcil se puede decorar cualquier mueble, estas mismas se utilizan para pintar tela (acolchado, almohadones, cortinas); paredes y hasta pantallas de iluminación.

Para las paredes lo ideal si se trata de un dormitorio oscuro es aplicar tonos pasteles y blancos y los más luminosos pueden optar por colores más fuertes como naranjas, rojos, azules o verdes.
Es necesario evitar pinturas tóxicas como los esmaltes que contienen aguarrás y optar por pinturas al látex.

Guardas, papeles, sténciles, pátinas, conforman un abanico de alternativas para plasmar la imaginación y convertir el cuarto de nuestros chicos en un espacio único y original.



» http:// http://www.serviguianet.com/Miscelaneas/rebusquesdedecoracion3.htm


Datos del Autor
Escribir al Autor
Agregar Comentario
Rankear este Aviso
Estadísticas

» PJ


Tecnologia Rie.cl V2010