El dinero economia concepto de dinero funciones del dinero la dolarizacion
Emision del dinero historia del dinero medio de cambio dolares...
EL DINERO
Concepto

El dinero, representado en monedas y billetes, no tiene valor en sí mismo, pues su valor radica en las cosas que se puedan comprar con él; es decir, su valor radica en lo que se puede hacer con él.

El dinero cumple, principalmente, tres funciones:

Medio de cambio: Con el dinero se realizan las transacciones económicas y los intercambios; es decir, se compran y se venden mercancías. Las personas permiten que se les pagué con dinero y éstas, a su vez, pagan lo que consumen con él. Si lo anterior es una realidad, el dinero cumple su labor de medio de cambio.

Medición de valor: El dinero se utiliza como criterio para determinar el valor de una gran cantidad de bienes y servicios en la sociedad. El valor de los bienes ya no tiene que expresarse en función de otras cosas como sucedía con el trueque (un carro igual a cien maletas o un libro igual a cinco pollos). La forma en que ahora se mide el valor de algún bien o servicio es a través del dinero, por lo que se consigue establecer una medida convencional (así como la distancia se mide en metros, kilómetros, etc., el peso en kilos, toneladas, etc., el valor de un bien o servicio se mide en dinero, en cientos, miles, millones de pesos, dólares, euros, etc.).

Depósito de valor:
El dinero, dado que es fácilmente gastable, se puede utilizar en cualquier momento o situación; es decir, es muy líquido, por lo tanto, es una forma sencilla de depositar el valor. Con él se pueden hacer un gran número de transacciones de forma fácil y rápida; por esta razón, al ser depósito de valor, se puede recibir a cambio de otra mercancía o servicio, la cual tiene un valor que exige ser pagado.

MONEDA

Cuando se habla de moneda, se está haciendo referencia a la expresión o representación material del dinero. Esta representación incluye el papel moneda, constituido por los billetes y las monedas metálicas que utilizamos en todas las transacciones con dinero que realizamos a diario. Estas monedas y billetes están hechas de materiales que no tienen un gran valor. En ellos, generalmente, se aprecian dibujos y diseños con diferentes representaciones propias del país, los cuales permiten diferenciarlos de las falsificaciones. La fabricación de los billetes y las monedas está a cargo de los bancos centrales de los diferentes países del mundo. Para el caso colombiano, ésta está a cargo del Banco de la República.

El verdadero valor de una moneda, al no tener ésta valor por sí misma, está influenciado por la aceptación y confianza que las personas tengan en ella como medio de pago. Aceptación y confianza que se mostrará a través de su oferta y su demanda (la oferta y demanda monetaria).

Cuando se habla de temas monetarios, se está haciendo referencia a temas relacionados con el dinero, particularmente con la moneda. Existen políticas que desarrollan los gobiernos para controlar la cantidad de dinero que circula en la economía y, por lo tanto, evitar efectos adversos como la inflación o la desaceleración de la economía. De la misma forma, al existir muchas monedas que cumplen las funciones del dinero en los diferentes países del mundo, también existirán unas condiciones de oferta y demanda por cada una de ellas, condiciones que modificarán el valor de éstas, haciendo que unas se vuelvan más o menos costosas en relación con otras. Esta relación se mide a través de la tasa de cambio.

La autoridad monetaria de cada país es, habitualmente, el banco central, el cual se encarga de controlar todos estos efectos y procurar el buen desempeño de la economía


HISTORIA DEL DINERO

La aparición del dinero constituye uno de los grandes avances de la civilización humana en toda su historia.

Antes de que el dinero existiera, los intercambios entre las personas eran, en cierto modo, complicados, pues éstos se realizaban a través del trueque, el cual funcionaba de la siguiente manera:

Existen una persona “X” y otra persona “Y”. En caso de que “X” quiera realizar un intercambio con “Y”, X debe tener algo para cambiar que “Y” quiera, todo ello partiendo de la premisa básica de que “X” y “Y” deben querer negociar al mismo tiempo y por cantidades simbólicas iguales. Así pues, podemos concluir que, para poder realizar intercambios entre personas, debía existir una doble coincidencia de deseos y necesidades de intercambio, lo cual era muy difícil de encontrar, aunque no sobra decir que, aun cuando el funcionamiento del trueque fuese muy complicado, éste ya significaba un avance de las sociedades autosuficientes.

En vista de lo anterior, se hizo evidente la necesidad de crear o encontrar algún medio que sirviera para valorar todas las mercancías y servicios que existían en los mercados y que fuera, igualmente, aceptado por todas las personas como forma de pago por sus mercancías. Lo anterior implicaba encontrar una mercancía que “X” estuviera dispuesto a cambiar por su producto y, luego, con esta mercancía, le pagara a “Y” por su producto, mientras, a la vez, éste la aceptara como forma de pago y estuviera dispuesto a utilizarla en sucesivas transacciones.

Existieron muchos tipos de mercancías que buscaban cumplir con el anterior propósito, sin embargo, siempre se encontraban inconvenientes al usarlas: se intentó utilizar ganado, pero no se podía dividir en pequeñas partes, aceite de oliva (muy divisible, pero difícil de utilizar). Otras mercancías utilizadas fueron: cerveza, vino, cigarrillos, algunos metales, etc. Estos últimos, los metales, fueron los que más se acomodaron a las necesidades, pues se podían dividir en pedazos reducidos, eran fáciles de distinguir, tenían belleza propia, eran resistentes y poseían un valor propio por ser escasos. La plata y el oro fueron los metales más utilizados, inicialmente en forma rústica y, luego, de forma más elaborada, en monedas. Sin embargo, la plata se empaña, mientras que, por el contrario, el oro no, lo cual le daba más ventajas y hacía más fácil detectar falsificaciones. El único problema del oro es que era muy escaso y las monedas debían ser muy pequeñas.

La dificultad y el peligro que conllevaba llevar monedas de oro era evidente: además de ser pesadas, eran un botín fácil para los ladrones, razón por la cual se buscó reemplazar las monedas por algo más fácil de cargar que no implicara tanto peso y peligro, siendo así como se llegó al papel moneda, llamado comúnmente “billetes”, los cuales, en un principio, podían ser cambiados por oro.

Actualmente, el dinero, tanto en billetes como en monedas, no se puede cambiar por oro, ni tiene valor en sí mismo: su valor radica en las cosas que se pueden comprar con él.

LA DOLARIZACIÓN

La dolarización se define como el uso, de forma legal en un país determinado, de una moneda extranjera en las diferentes actividades que sus habitantes realicen y que necesiten la utilización de dinero |.

Este nombre puede confundir un poco si no se conoce sobre el tema. Inicialmente, se puede pensar que una dolarización implica que un país acepte dólares de forma legal en las diferentes actividades que requieran dinero, pero una dolarización no se refiere al uso de dólares únicamente, puede ser el uso de cualquier otra moneda, diferente a la moneda nacional, dentro del territorio del país determinado.

En la mayoría de casos, los países tienen una moneda propia: Colombia tiene el peso colombiano, Venezuela tiene el bolívar, Estados Unidos tiene el dólar, y así para la mayoría de países. La moneda puede hacer parte de un simbolismo o de una tradición nacional. Sin embargo, una razón muy importante por la cual los países buscan tener una moneda propia es el control que éstos pueden tener sobre las emisiones de dinero (noción que se conoce como “señoraje”).

Las emisiones de dinero o “señoraje”, que es hacer dinero y ponerlo en el mercado, las realiza generalmente el banco central (en el caso de Colombia las hace el Banco de la República). Lo anterior le permite a un país poder tener control sobre algunas actividades económicas, todo esto en busca de la estabilidad de la economía nacional.

La dolarización generalmente se realiza cuando una economía nacional ha tenido crisis profundas que hacen que la moneda local pierda mucho valor frente a monedas extranjeras, creando un ambiente de desconfianza e incertidumbre en la economía del país (principalmente sobre la moneda).

Con una economía dolarizada, las relaciones comerciales se facilitan puesto que las partes que negocian no han de realizar sus actividades con diferentes monedas, disminuyendo, de esta forma, costos por conversión y cambios de monedas. De la misma forma, existe una mayor posibilidad de obtener más y mejores créditos de instituciones o bancos extranjeros al negociar con una moneda más fuerte que tenga menor posibilidad de perder valor frente a otras, lo que genera una mayor confianza por parte de las instituciones en la negociación.

Otro tipo de sistemas relacionados con la dolarización son los sistemas bimonetarios. En estos sistemas se admite el uso de una moneda extranjera, la cual predomina en algunas actividades como los depósitos bancarios, pero no se elimina el uso de una moneda local, la cual se utiliza principalmente en el pago de impuestos o salarios y en las transacciones oficiales.

Uno de los casos mas recientes sobre dolarización es el caso ecuatoriano. La economía ecuatoriana sufrió una profunda depresión y su moneda perdió rápidamente valor. Buscando una recuperación en la economía, la economía de Ecuador se dolarizó, por lo que ahora se permite el uso del dólar en las diferentes actividades económicas que se realizan en su territorio.


EMISIÓN DE DINERO

Emitir dinero quiere decir imprimir e inyectar dinero en el mercado.

Existen dos sistemas de emisión:

1.El de libertad: Éste establece que cualquier entidad bancaria puede emitir dinero como una de sus funciones.

2.El de reglamentación: En el cual esta labor la cumplen uno o varios establecimientos autorizados por el Estado. Existe el sistema de reglamentación con monopolio, en el cual un solo establecimiento está autorizado para realizar emisiones. Este es el caso más común en la actualidad. Generalmente, la labor de emitir dinero está a cargo de los bancos centrales del mundo, de manera que éstos producen las monedas y los billetes que circulan en la economía de cada país.








Datos del Autor
Escribir al Autor
Agregar Comentario
Rankear este Aviso
Estadísticas

» Juan perez


Tecnologia Rie.cl V2010