Skateboarding: la vida sobre ruedas, conoce un poco mas de esta practica
Skateboarding skate ruedas practica patineta indumentaria casco tabla ...
Skateboarding: la vida sobre ruedas, conoce un poco mas de esta practica

¿Quién no se topó alguna vez con un chico vestido con pantalones holgados y cargando un skate en la mano? ¿O a otro bajando las escaleras de una plaza a toda velocidad sobre una tabla con rueditas? Es que el skateboarding, deporte que tuvo su esplendor en la década del 70 y que luego comenzó a declinar debido a que se lo consideraba riesgoso y dañino para la salud, está comenzando a resurgir en nuestro país.


Los jóvenes lo eligen cada vez más porque es un deporte extremo”, afirma Jorge Altomonte, presidente de la Asociación Argentina de Skate y dueño de la pista Backside Skate Park. “Sin embargo, es menos agresivo que el fútbol y el rugby. El número de lesiones que uno puede contar es mínimo”, se apresura a aclarar.

El skateboarding nació hace aproximadamente 50 años en California, donde el deporte más importante es el surf. Debido a que hay ciertas épocas del año en las que el oleaje no es suficiente, la gente – aprovechando las subidas y bajadas de las calles de esta región de los Estados Unidos – crea las primeras tablas con ruedas. Nace así el street, la primera modalidad del skate, que consiste en sortear todos los obstáculos que se pueden encontrar en la calle: barandas, escaleras y rampas. “Con estos elementos el skater puede hacer muchísimas pruebas, ya que es una actividad creativa y libre, un deporte de creación que no tiene límites”, asegura Altomonte, quien nunca se animó a subirse a una tabla, pero que entró al mundo skater gracias a su hijo.

Indumentaria:

* casco
* muñequeras
* rodilleras
* tabla
* zapatillas

Para practicar esta modalidad, los skaters argentinos suelen reunirse en diferentes puntos del país llamados skatepoints. El más importante de Buenos Aires es el Correo Central, aunque también hay otros: Costanera Sur, la estación de subte Medalla Milagrosa o la playa de estacionamiento del Hospital Garraham.

Las pistas de skate (en Capital hay dos) intentan imitar a la perfección esta modalidad. “La idea es copiar todo lo que se puede encontrar en la calle y se trata de recrearlo con pistas de madera y ángulos de metal”, explica Ezequiel Falcón, dueño de MetroPark.

La otra modalidad es el vertical, completamente diferente al street, ya que se caracteriza por la falta de obstáculos. Los skaters se deslizan dentro de las ollas (grandes piletas de cemento) e imitan el movimiento de las olas del mar. Las pruebas son muy diferentes entre las dos modalidades y es raro que un skater sea óptimo en ambas, dice Julián, un inquieto adolescente que no puede dejar de mover su skate ni siquiera mientras habla.

Lo más sorprendente del skateboarding es que no sólo se trata de un deporte. Los skaters se identifican como una tribu urbana, comparten códigos, lenguaje y vestimenta, además de la pasión por las tablas. “Se identifican entre sí y jamás hay violencia. Hay una movida cultural que rodea al skate que va desde la indumentaria hasta los graffitis que dibujan.

Sin embargo, a pesar de estar creciendo, el skateboarding en Argentina no tiene comparación – en cuanto a la cantidad de practicantes – con otros países del mundo. En Brasil, por ejemplo, es el segundo deporte después del fútbol y, en los Estados Unidos, ocupa el sexto lugar. “Al skate argentino le falta tiempo para llegar a alcanzar a otros países. No en cuanto al nivel de los competidores, que es similar, sino al apoyo del gobierno. Es otra mentalidad”, declara Falcón, skater profesional desde hace ocho años. Y se queja: “ En Brasil, se practica en todos lados, en cambio, acá hay lugares del país en donde la gente no sabe lo que es un skate. Y esto tiene que ver con que no hay pistas públicas”.

Pero, los skaters no dan el brazo a torcer. En sus dos años de vida, la Asociación ya logró varios beneficios: los deportistas gozan de un plan de salud a bajo costo y se organizaron los torneos. “Antes, los campeonatos no estaban reglamentados. Por ejemplo, se anotaban en la categoría iniciante pibes que ya practicaban desde hace años y siempre ganaban”, comenta Altomonte. También se organizó un calendario (con 15 fechas de diferentes categorías), se armó un ranking, similar al de tenis, y se fundó una escuela de árbitros. Las marcas de tablas e indumentaria skate ayudan en este proceso. “Hay empresas brasileñas que llevan a los argentinos en micros a competir con todos los gastos pagos. Gracias a los premios, los profesionales ganan un sueldo y pueden vivir tranquilamente.






» http://www.ciudad.com.ar/ar/AR_Nota_2005/0,3813,2942,00.asp


Datos del Autor
Escribir al Autor
Agregar Comentario
Rankear este Aviso
Estadísticas

» mario PG


Tecnologia Rie.cl V2010