COMO SE FORMA LA HUMEDAD, COMO ELIMINAR LA HUMEDAD
humedad en las paredes Fisuras, interior del ambientes Condensacion...
Dónde nace la humedad
Patología

Por Diario de Arquitectura
Diario Clarín


Las fisuras y la condensación originan manchas en las paredes que dan al exterior. Las soluciones.

Las manchas de humedad en las paredes que dan al exterior de un edificio no siempre se deben a fisuras que permiten el ingreso de agua. También puede tratarse de humedad originada en el interior de los ambientes, que se manifiesta como condensación.

Para encontrar la solución correcta, es importante poder diferenciar cuál es el caso. Por eso, se recomienda a los gremios evitar conflictos con el cliente antes de realizar un trabajo de impermeabilización. Es decir, que se especifique contractualmente el origen de los daños y el límite de su intervención, dado que estos tratamientos exteriores garantizan la impermeabilidad, pero no sanean los factores de condensación interior.

A lo sumo, estos tratamientos ayudan a evitar parcialmente el enfriamiento de los muros al bloquear porosidades, que suelen contener humedades absorbidas y que, al evaporarse por acción del viento, tienden a disminuir la temperatura del paramento.


Condensación

Particularmente en invierno se desarrollan hongos, tanto en las viviendas habitadas hace años, como en las recién construidas. En general, su presencia se asocia a una falta de estanqueidad de las paredes exteriores, pero son muchos los casos donde el aporte de humedad es propio del microclima interior derivado del vapor de la cocción, del baño, calefactores de combustión abierta (que aporta anhídrido carbónico y agua), ropas y alfombras con humedades erráticas, que termina condensándose en los muros fríos generalmente en contacto con el exterior. Cuando tiene materia orgánica suficiente o cuando las pinturas aplicadas son proclives a este proceso, aparecen hongos.

En las paredes y techos de las viviendas habitadas, es normal el asentamiento de residuos grasos (ácidos grasos de cocciones, vapores de baños, pelusa y polvo con alto contenido graso, alfombras o lanas), una base excelente cuando la humedad le da el tiempo suficiente a los hongos para proliferar.

Para prevenir la condensación, en las obras nuevas corresponde tomar en cuenta las premisas indicadas en cuanto a la aislación hidrófuga, prever un diseño que facilite la evacuación en baños y cocinas hacia el exterior y utilizar pinturas de calidad con capacidad bacteriostática. En todos los casos se deben realizar tratamientos de limpieza previos al repintado, emplear funguicidas con lavado meticuloso, pinturas de calidad reconocida y, fundamentalmente, variar los hábitos de vida que tienden a no permitir la emisión y diseminación de humedades erráticas, así como ventilar los días secos.


Fisuras

Las secuelas de filtraciones de agua desde el exterior casi siempre manifiestan deterioros puntuales o más extendidos con desprendimiento de pintura o revoque. La humedad se puede detectar al tacto o con los aparatos adecuados. Los tratamientos en muros expuestos al exterior requieren revestimientos con alta capacidad elastomérica y larga vida de rendimiento, con la premisa de hacer una limpieza exhaustiva de base que facilite el anclaje y permita el proceso de polaridad (lavados mecánicos, aplicación de imprimantes, etc.)Se estima que cada cinco años se debería repetir el tratamiento para integrar material nuevo. Es sabido que a través del tiempo por naturaleza se degrada la pintura superficialmente por la acción solar, la erosión eólica y la pérdida de capacidad elastomérica, para el caso de las pinturas emulsionadas, que son las que más se utilizan.



Factores constructivos

Dentro del esquema de daños provocados por el agua de lluvia, los factores constructivos son los más relevantes. Se debe entender que no sólo los factores dinámicos (asentamientos estructurales, arrastre de construcciones del entorno inmediato, incendios, etc) son causales de formación de fisuras capaces de vehiculizar el agua pluvial. Ya durante la construcción de la obra, el sólo hecho de operar sobre muros exteriores de ladrillos con gran capacidad de secuestro de agua de los morteros, provoca, de inicio, el cuarteo por contracción formando microfisuramientos que se copian en los revoques, creando vías, tanto capilares como fisuras, en condiciones de permitir el rápido paso de agua al interior habitado.

Todo puede ser previsto mediante la saturación con agua del sustrato, no por medio de rociado, sino con una vía continua, accesible al operario (mangueras), y con un control permanente.

Estos problemas pueden tener origen en los términos contractuales pactados con los subcontratistas, donde los valores ajustados les obligan a acelerar la obra, con resultados negativos en la calidad, un volumen de aporte materiales anti- económico y acabados deficientes de los cuales no asumen ninguna responsabilidad. Se recomienda que una vez concluido el hormigonado estructural, inmediatamente se habilite el tanque de agua como fuente, no sólo para utilizar en exteriores sino para toda la obra, piso por piso
» http://www.construirydecorar.com/scripts/areaservicios/noticia/nota.asp?IdSeccion=6&IdNota=9171


Datos del Autor
Escribir al Autor
Agregar Comentario
Rankear este Aviso
Estadísticas
Usuario Anónimo


Tecnologia Rie.cl V2010